6 mar. 2013

Crónica de la jornada 16




El sábado me tocaba turno de 24h y las noticias me iban llegando a través del whatsapp y twitter. El partido al que mejor pude hacerle el seguimiento fue al de La Ermita-Capuchinos porque fueron varios de mi equipo a verlo. Fue un partido muy ajustado y (según me contaron) la Ermita no se puso arriba hasta prácticamente finales del tercer cuarto. El último cuarto lo empezaron con un +3 y lo acabaron con +9.

Al principio, de Mazarrón sólo me llegó la diferencia, es una lástima la cantidad de partidos que se les están escapando de pocos puntos. No sé cómo se desarrolló el partido, pero Alhama ha demostrado en estos últimos años que es un rival muy serio. Buena actitud y muy buen tiro exterior. Los alhameños tienen que apurar al máximo sus opciones, al inicio de temporada cifré en 7 más basketaverage favorable, las derrotas necesarias para meterse en playoff. No es que sea adivino, pero son las que hicieron falta los últimos años.

Nada más acabar el partido de los ermitaños me llegó el resultado de Estudiantes, WOW, contundencia es poco, +18 a Totana. Con este resultado consiguen las 7 victorias seguidas igualando las rachas de La Ermita y Totana. Estudiantes consigue afianzar la 3 posición, porque aunque ahora figure en la segunda lleva una derrota más que Duna y Totana, eso sí ¿quién quiere a Estudiantes en el playoff? J

El domingo me llegaban noticias de mis amigos almerienses y como empezaban dos horas antes que yo me iba enterando de todo. Lo primero que supe es que fueron con 6 jugadores solamente, eso es una pasada, cómo se nota el poco baloncesto que hay allí y las ganas que le ponen para que siga habiendo. Es muy duro ir con tan pocos jugadores, si te sucede una vez apelas a la heroica, pero si pasa a ser una constante ya llega a cansar un poco (y lo digo por experiencia). Al final la derrota sólo de cinco puntos e incluso se podían haber llevado el partido. Ánimo Antonio y sigue esforzándote para que haya baloncesto en Pulpí.

A nosotros nos tocaba el último partido de la jornada, después del resultado de Estudiantes no había otra opción, o ganábamos o empezábamos a entrenar de cara a la próxima temporada. Estábamos concentrados y con muchas ganas, sigo diciendo que pese a la derrota, el partido contra Duna nos marcó un camino que debemos seguir y espero que no nos salgamos de él. Nada más empezar una de cal y otra de arena; por un lado, no juega Juanico y, por otro lado, el Nº4, que en la ida no estaba en el equipo, sí que lo hacía. Es un gran tirador y en esta liga su físico le permite defender más o menos a los postes, con lo que te genera unas dificultades enormes en la defensa del perímetro al tener que cogerlo un jugador mucho más interior, que están menos acostumbrados a estar con el brazo arriba siempre a 6,25. Nos habíamos preparado para Juanico, queríamos tener un ritmo muy alto de partido para que su incidencia fuera menor. Al no estar en el partido en el estiramiento ya empezamos a ver que podíamos tener ventajas en los postes, algo a lo que no estamos acostumbrados. Y así empezamos, tras una canasta de Sergio (2-0), dos tiros seguidos de Quique que no entraron, pero que marcaban un poco la tendencia de lo que íbamos a estar haciendo todo el partido. Águilas parecía que se adaptaba mejor al ritmo que marcamos de inicio y se adelantaba con un parcial de 7-0 (2-7), pero a mí no me preocupó en exceso porque seguíamos marcando el ritmo de juego y las zonas donde queríamos hacer daño. Inexplicablemente no metíamos tiros que por porcentaje debían hacernos dado algún que otro punto más, pero algunas veces pasa. Ellos seguían mandando en el partido y a cada canasta nuestra respondían con una o dos suyas, algunas de ellas propiciadas por pérdidas de balón en situaciones complicadas de balance y otras tras sacar bien el contraataque después de rebote defensivo y quedarnos literalmente durmiendo. Así que la ventaja fue creciendo hasta el minuto 9 del primer cuarto, del 2-7 pasamos por:

4-9
6-10
8-15
11-17
13-21

El último minuto se saldó con 4 puntos para nosotros y dos para ellos dejando el resultado final del cuarto en 17-23. Demasiados puntos encajados y además fueron de alto porcentaje las canastas, o penetraciones o tiros debajo del aro. Nuestras ganas estaban haciendo que descuidáramos la retaguardia y Águilas nos estaba castigando muy bien. En este cuarto, tras sus dos primeros fallos en el tiro, Quique se fue hasta los 8 puntos, lo que nos indicaba que podíamos seguir teniendo ventaja en su zona.


El segundo cuarto lo empezamos con un guión diferente debido a las recuperaciones defensivas y a los contraataques o transiciones rápidas que tuvimos, y todos los puntos hasta el minuto 5 fueron de exteriores. Águilas no paraba el ritmo y seguíamos con el intercambio de canastas, incluso contestamos su primer triple con uno nuestro en la siguiente jugada.

19-25
21-28
24-30

En el minuto 4 un miniparcial de 4-0 nos acercaba un poco más, pero Águilas siempre respondía y su nº4 metía el segundo triple, así que contrarrestaba nuestro miniparcial. En el minuto 6 empezaría a notarse la incidencia en el marcador de Juanjo, en este minuto metió la primera canasta y en los 4 siguientes hasta el descanso 4 canastas más, en total 10 puntos en 4 minutos. Diego se sumó a la fiesta y desde el poste aportaba 4 puntos más. No hubo parciales grandes y hasta el último minuto hubo intercambio de canastas, para acabar un 5-2 dejaría el partido igualado a 41 y todo por decidir en la segunda parte.

En este cuarto cambió la dinámica del partido; de inicio nuestra presión defensiva subió muchos enteros, Pablo entró en el partido de verdad, dando muchos problemas en la subida del balón y, también muy importante, dejó de regalar balones J

A partir de esa intensidad y con un Juanjo enchufadísimo metimos el primer parcial gordo 7-0, la salida a pista de Dani también produjo réditos rápidamente y con 5 puntos seguidos  marcaba otro miniparcial de 5-2. En total 12-2 que nos abría la puerta para soñar con el basketaverage, pero como Águilas no vino de paseo el nº4 se sacó otro triple y forzó dos faltas con el bonus, para recortar con un  parcial de 6-0 y dejarlo todo otra vez en un puño. El último minuto y medio le volvió a costar a Águilas otro disgusto, en el primer y segundo cuarto fueron parciales idénticos de 5-2, pero en el tercero el último minuto y medio les costó 5 puntos (8-3). Con el parcial del tercer cuarto de 20-11 y un global de 61-52 empezábamos el último cuarto.

Empezamos fallando dos tiros libres cada equipo y Dani empezó otra vez las hostilidades con otro triple y Juanjo le ayudó para otros 4 puntos, en total otro parcial de 7-0. Lejos de bajar los brazos, los chicos de Pedro Bayona volvieron a empujar con dos triples del nº12 y un par de canastas (2-10) que volvían a poner el partido en un puño 70-62 y en el siguiente minuto sólo sumamos nosotros un tiro libre 71-62.

A falta de menos de 4 minutos Quique decidió aparecer otra vez en la faceta ofensiva, porque en la defensiva había estado todo el partido excepcional, y con 6 puntos en un menos de dos minutos ayudado con Dani con otro triple nos pusimos 80-64; de nuevo un triple de Águilas (esta vez el nº7) volvía a ajustar el marcador 80-67 y digo ajustar porque el basketaverage era de 9 y lo teníamos cerca a falta de escasos 2 minutos para finalizar.

Y de repente, el partido explota, tras una jugada de Quique al poste castigada con 2 tiros libres, algo pasa entre el árbitro y el nº4 de Águilas, a los dos tiros libres de Quique había que sumar la técnica y la descalificante posterior, 6 tiros libres. Tras fallar sólo un tiro libre la ventaja se amplió hasta el 85-67 y tras un pequeño intercambio (con otro triple del nº14) el partido se acabó.

Es la primera vez que hemos estado contra las cuerdas y hemos conseguido la victoria para no perder el tren del playoff, la próxima semana otra final, esta vez contra Alhama. Si hubiéramos perdido contra Águilas no valdría de nada la posible victoria contra Alhama, al igual que no valdrá de nada nuestra victoria contra Águilas si no conseguimos otra contra Alhama. Además, como bien dice alguno por los foros y no me había dado cuenta, no hemos ganado dos partidos seguidos y ya va siendo hora de hacerlo, porque la única vez que lo hemos hecho ha sido con la jornada de descanso por medio.


P.D. Aunque yo prefiero ver el vaso medio lleno y decir que no hemos perdido dos seguidos :))))





- Os recuerdo que podéis escribir vuestros comentarios en FACEBOOK http://on.fb.me/Tii2e7 y twitter @ANTITOSTONBALL