29 ene. 2013

Crónica de la jornada 11

Pulpí ha vuelto a perder, esta vez contra Alhama  y ya va a ser muy difícil que pueda optar al play-off; aun así se convertirá en uno de los jueces de la liga. El que quiera estar en esos play-off deberá ganarles y alguno se podrá dejar sus aspiraciones contra ellos.  Miedo me da pensar que todavía tengo que jugar los dos partidos contra ellos.

Águilas no ha dado ninguna opción a los capitalinos y les han dado un buen repaso. Los costeros terminan la primera vuelta muy fuertes y con claras opciones de postemporada.

La Ermita está en pleno sprint, ni siquiera Duna ha podido con ellos. Poco más que decir de un equipo acostumbrado estos últimos años a estar en el play-off y que conoce muy bien de qué va esta liga. A partir de ahora no creo que nadie ponga en duda su potencial.

Estudiantes consiguió que la victoria se quedara en casa ante un Mazarrón que siempre da guerra. Los cartageneros tendrán que hacer pronto los deberes si quieren estar tranquilos en el play-off, porque jugárselos la última jornada en casa de Mazarrón conlleva muchísimo riesgo.

Y por último nosotros, conseguimos una victoria ante un equipo un poco más joven que nosotros y en el que la ausencia de algún veterano que les dé algo de poso en los minutos finales hace que pierdan muchas opciones en los finales apretados. De todas formas Marme es un equipo que tiene jugadores con una proyección brutal. Buena actitud, físico, calidad… si este equipo se mantuviera un par de años sería un serio candidato al ascenso, pero no será así porque en cuanto despunten pasarán a engrosar las filas del primer equipo. Ya me extenderé más en la crónica del partido.