11 abr. 2013

Previa de la jornada 21


Marme recibe a un Mazarrón con ganas de sumar alguna victoria más, después de ganar con solvencia a los ermitaños estarán con ganas de sumar otra después de un año bastante difícil. Marme seguirá a su ritmo y dependiendo del día que tengan así serán sus posibilidades de victoria.



Capuchinos recibe a Duna, en casa los capitalinos han demostrado ser bastante fuertes. Podrán contar con todos sus efectivos, pero todo apunta a que serán insuficientes ante un Duna que después de un pequeño bache se ha repuesto formidablemente.


Águilas visita la siempre difícil pista de Pulpí, reencuentro de viejos amigos y ambiente de derby. Los murcianos son claros favoritos, mientras que los almerienses se dejarán la piel para conseguir retener la victoria en su casa.


Totana recibe a Alhama, su “desliz” de la primera vuelta. Ya no hay redes, ni comodines ni margen de error. Una derrota les dejaría en una situación muy comprometida y hasta sería posible que se quedaran fuera del ansiado playoff. Alhama se juega poco, salvo la honrilla de ganar a sus vecinos que son los favoritos.


Por nuestra parte va a haber muchos e importantes cambios en las dos últimas jornadas, Dani ha sido especialmente importante en los últimos 3 partidos (Pulpí y Capuchinos), en los momentos críticos apareció para oxigenar nuestro ataque. A partir de la semana que viene no podremos encomendarnos a su calidad y su capacidad de decisión, ya que por motivos laborales tenía que hacer un viaje y lo pospuso un poco porque los rivales que se avecinaban (Águilas y Totana) eran muy fuertes y era importante la victoria. Ahora es el momento de que otros cojan el mando del ataque y den un paso al frente, tenemos calidad de sobra para amortiguar la pérdida y estoy seguro de que esto le va a venir bien a más de uno. Es muy probable que si alguien intenta tomar las decisiones que tomaba Dani se equivoque y falle, pero ese es el único camino para aprender, fallar, asumirlo y seguir mejorando.


El peso de la dirección del equipo va a recaer en Pablo y Antoñito (con la ayuda puntual de Chuky) y TODOS vamos a tener que dar un paso adelante a nivel ofensivo y defensivo, sé que a estas alturas de campeonato y con poquísimas posibilidades de clasificación para el playoff hay algún jugador que ya no está muy por la labor. Es una pena, porque la mentalidad ganadora también se entrena y es en circunstancias como ésta donde se va viendo a dónde apunta cada jugador, quién es un conformista y quién es un ganador. Por otro lado, otro de los fichajes de este año, Quique ha confirmado el peor de los presagios (deportivamente hablando). Su lesión requiere mucha atención y una rehabilitación cuidadosa, no es grave pero necesita tranquilidad y tiempo, así que también tendremos que suplir la inmensa pérdida que supone Quique en el rebote defensivo y su aportación en el poste. Si la dirección está claro sobre quién va a recaer, el rebote es cosa de todos. Tenemos que ganar este partido para brindárselo a un jugador que lo ha dado todo este año por el equipo.


Creo que nuestro objetivo debe ser claro, tenemos que ganar los máximos partidos posibles y “acostumbrarnos” a que podemos hacer cosas así de cara al año que viene, además de conseguir una victoria en El Ermita Arena; solamente un equipo nos habría ganado los dos partidos (Estudiantes) y eso a nivel mental viene muy bien para encarar la próxima temporada, para la que la mayoría de la plantilla repetirá (si ellos quieren).


Para mí será un partido especial, visitar la que ha sido MI CASA durante 4 años y donde tengo muy buenos amigos. Juanillo se va a escapar de su segundo retoño para ver el partido y espero que pueda ver al mío, lo de quedarme a tomar un bocadillo en La Esquina estará más complicado.


Debemos apurar nuestras opciones, así que nos toca intentar ganar y esperar un desliz de algún equipo.


- Os recuerdo que podéis escribir vuestros comentarios en FACEBOOK http://on.fb.me/Tii2e7 y twitter @ANTITOSTONBALL