1 feb. 2013

Previa de la jornada 12


En principio creo que el partido que eclipsa toda la jornada es el de La Ermita - Águilas por varias razones, la más importante a mi juicio es que el que pierda seguirá metido en una dura lucha por el cuarto puesto, ya que quedará empate con el ganador del duelo Estudiantes - Algar. En principio los aguileños cuentan con un basketaverage de +12 que en el caso de perder les puede dar una alegría al final de temporada en caso de empate a victorias. Por el lado ermitaño, además de lo evidente, ganar y si es posible de más de 12 puntos, pues tienen la motivación de las 7 victorias consecutivas y de seguir con la racha. Un partido que me gustaría ver.


A cierta distancia estará el partido que nos enfrenta a Estudiantes en el pabellón de La Palma. Un equipo, como ya he dicho, que pesar de que según algunos es un fracaso… bla bla bla…, si no es por la derrota de Capuchinos estaría a sólo una derrota de los líderes. Ya querría yo una plantilla que jugando mal ganara, porque en el momento que consiguiera jugar bien no tendría límites. Que nadie se confunda con Estudiantes, son y serán un rival durísimo. Por nuestra parte seguimos creciendo y eso va, inevitablemente, de la mano de la recuperación física de puestos claves. A día de hoy seguimos sin poder contar con un titular fijo, Iván, aunque creemos que para Duna podremos contar con él. Por su parte, Dani O y Quique siguen cogiendo ritmo y ya deberían estar a un nivel suficiente para ser importantes en el partido, sin olvidar a nuestro nuevo fichaje que llevaba casi dos meses sin entrenar desde que abandonó la disciplina de EBS. Si somos capaces de sumar estos jugadores a los que ya están a buen nivel tendremos opciones de ganar el partido. 

Estudiantes va a contar con una baja importante, Joaquín, uno de los pívots más reboteadores de la liga. En el partido de ida nos hizo mucho daño y tuvo mucha "culpa" de nuestra derrota, ahora todos estamos más rodados y serán determinantes otros jugadores. Será un buen partido y muy intenso. 

Tampoco hay que perder de vista el partido que enfrenten a los almerienses con los totaneros, dos equipos contrapuestos, no sólo por la clasificación, sino también por la regularidad. Pulpí ha sido capaz de endosarle la derrota más abultada que ha tenido Mazarrón esta temporada, apretarle las cuerdas a Duna y perder en el último minuto en el Ermita Arena, así como también ha sido capaz de no competir en algunos partidos y tener derrotas abultadas. ¿Qué cara mostrarán mis amigos almerienses? 


Totana no puede perder más partidos fuera de guión porque se puede meter en un charco muy jodido y con poco margen de maniobra. Los play-off no van a correr peligro, pero caer a la tercera plaza del grupo es tener el factor campo en contra en un cruce y aunque el año pasado ya se demostró que no es definitivo, siempre es mejor tener un cruce más favorable a priori, tanto por factor campo como en teoría por calidad del rival. 


Si mi mujer no estuviera con un barrigón de 8 meses, estoy seguro de que ya habríamos hecho planes para coger las motos el domingo e irnos Pulpí a ver el partido y a la vuelta un arrocico en Águilas en La Casa del Mar. 

Puesto que el partido que enfrenta a Capuchinos y Alhama se ha suspendido, sólo queda el partido de Marme - Duna ya que descansa Mazarrón. Un partido que se le puede complicar a Duna a poco que se despiste, aunque no creo que lo hagan de inicio; la derrota contra La Ermita hará que vengan mucho más centrados, pero también más nerviosos si se complica el tema. El mismo razonamiento de las derrotas que he hecho con Totana es aplicable a Duna, están arriba pero a muy poca distancia de sus perseguidores y caer al tercer puesto dificulta mucho las metas más altas.