10 dic. 2012

Cuando no se puede, no se puede.




Cuando Miguel y yo llegamos a un acuerdo para entrenar en Sierramar, empecé a moverme en el “mercado”. Ante la duda del regreso de Diego y la falta de un base, mis movimientos fueron claros, un poste que me asegurara un poco de contundencia en forma de defensa, rebotes y un poco de anotación (si era mucha mejor J , pero como mínimo un poco), más un base que pudiera enseñar a los dos bases jóvenes que íbamos a tener en plantilla (Antonio, junior de segundo año y Pablo, senior de primer año). Tras algún que otro tira y afloja llegamos a un acuerdo e incorporamos a la plantilla a Quique y Dani Olmos, aunque decir plantilla es mucho decir cuando el único fijo en aquellos momentos era Iván. A partir de ahí intentamos ver qué había en casa y qué se podía fichar para ayudar, estos fueron mis dos pilares de inicio. Todo este rollo lo cuento porque afrontar un partido en casa del líder invicto sin estos dos jugadores condiciona mucho, más aún si no podemos contar con Antonio y Fran por arrastrar lesiones de hace unas semanas y si para rematar perdemos a Chuky (que estaba bastante inspirado) y a Iván por lesión durante el partido, la cosa coge tintes “dramáticos”.

Con este panorama llegamos a Totana. Al llegar acababa de dar comienzo el segundo cuarto de un partido que enfrentaba a Totana con Salesianos Cartagena, en la grada muchos conocidos. Me quedé muy sorprendido de la altura de dos de los jugadores de EBS y de la ausencia de un buen jugador de Totana al que vi jugar contra nuestros juniors, después me lo aclararon, los dos postes grandes de EBS eran jugadores del CBC que habían emigrado al club rival y el junior no jugaba porque se había lesionado en el primer cuarto. El partido se mantenía en unos márgenes de 2-7 puntos para EBS, y por parte de Totana el nº 12 era el único que podía con la defensa de los colegiales. Desde la grada pude reconocer a un chico (Adrián) que acompañó a su hermano a probar con nosotros durante la pretemporada, era de los últimos descartes del equipo de 1ªAut de EBS, pero nosotros ya lo teníamos todo prácticamente cerrado y no pudo ser.
Adrián salió una vez iniciado el tercer cuarto y provocó, con su defensa al nº 12 y algunos puntos, la escapada en el marcador de EBS. En un plis-plas +18 para los colegiales y se notaba mucha tensión para un partido encarrilado; me sorprendió que no jugara casi en el último cuarto, pero la labor ya estaba hecha. Con pocos segundos, tenían posesión de balón y si anotaba EBS recuperaba el basketaverage de 20 que arrastraba, al final lo consiguieron sobre la bocina y se llevaron el partido y el basketaverage.

Era nuestro turno, al bajar me encuentro con Adrián (el entrenador de Totana), al que conozco de sus años en UCAM y que no sabía que estaba entrenando a Totana, estuvimos hablando un ratillo y me dijo que era el primer partido que podía contar con toda la plantilla, joooder, no podía ser otro día J

Calentando los dos equipos saludé a uno de los jugadores que tiene Totana, se llama Bruno y estuvo en nuestro campus, KATEC. Después de hablar con él me dirigí a mis jugadores para advertirles de su mayor peligro, porque es un tipo de jugador de los que no hay en segunda ya que juega muy por encima del aro. Mis jugadores, como bien me dijeron al acabar el partido, se creían que yo exageraba; claro, ellos no le habían visto volar hace dos años cuando era todavía junior.



y otro....

y otro....


y todavía era junior......



Así que como yo sí le había visto les avisé, pero claro, ni caso. Así que se encargó de demostrar a las primeras de cambio que yo no exageraba.






Y cuando se les volvió a olvidar a mis jugadores, él se lo volvió a recordar.







El partido empezó bien para nosotros, dos pérdidas de balón nos reportaron un parcial de 0-4 al que siguió un 7-0 para los locales que dejaba el partido antes del minuto 3 con 7-4. El ritmo era rápido, pero podíamos seguir jugando de ese modo porque todavía no habían llegado las lesiones. Nos plantamos en el minuto 9 de partido con un 19-12, Chuky cogió el mando y con una penetración y un triple nos puso muy cerquita 19-17. Entonces, con un partido intenso, el árbitro decide textualmente que “estamos en el primer cuarto y no voy a permitir a estas alturas protestas” con dos cojones¡¡, eso sí la técnica para el equipo visitante. Alucino la facilidad con la que este año le pitan técnicas a mi equipo, el año pasado llevaba un equipo más leñero y más protestón, pero NINGUNA técnica en dos años. Este año protestando INFINITAMENTE menos que el año pasado, llevamos 6 en 5 jornadas. Lo más chocante es que los partidos son de guante blanco y les da por pitar técnicas “para que no se les vaya de las manos”, es de lo peor que he visto en mucho tiempo. No me quiero imaginar qué hubiera pasado en este partido si un jugador hubiera cogido del brazo a un árbitro como hizo contra nosotros un jugador de Duna bastante exaltado, supongo que le hubiera condenado a muerte o algo así. No quiero que parezca que la culpa la tienen los árbitros ni mucho menos, mi defensa recibió 88 puntos y esos no los metió el árbitro, pero creo que alguno tiene que evolucionar, no es forma de pitar, que se le hable al árbitro forma PARTE DEL JUEGO y precisamente cuando vas subiendo de categoría MÁS tiene que hablar el árbitro con los jugadores, porque lo que tiene que hacer es pasar lo más desapercibido posible y pitar una falta técnica en el minuto 9 de partido debe de estar muy muy justificada, o al menos avisarla como sí que hizo con el equipo rival un par de veces.
Después de todo el despropósito no nos salió demasiado cara la fiesta y nos fuimos con un -3 al segundo cuarto (21-18) y todas las opciones intactas (exceptuando a mi jugador más entonado, con dos faltas en el primer cuarto). Como el día pintaba jodido, en el minuto 2 del segundo cuarto se lesiona Chuky y deja el partido con un 25-21; a partir de ahí un parcial inacabable de 12-0 dejaba el partido muy favorable a los intereses totaneros, terminando el cuarto con un 22-10, para un total de 43-28 (-15). El partido ya estaba muy cuesta arriba y sólo faltaba la lesión de Iván para terminar de complicar las cosas. Pablo, único base que quedaba en el equipo, se veía forzado a no defender tan fuerte porque tenía que estar todo el partido en pista, es más, cuando le sentaba, la mayoría de las veces no llegábamos ni a tirar. Era un círculo vicioso, no podíamos defender porque no teníamos rotaciones, tampoco podíamos arriesgar por las faltas, etc. al final creo que dimos la cara lo mejor posible y aguantamos el tercer cuarto con un 23-10 que hacía subir la ventaja hasta los 25. En el cuarto nos pusimos como objetivo bajar esos 25, pero físicamente había jugadores exhaustos; era imposible pero lo intentamos, supongo que fruto de su relajación llegamos a meter 18 puntos, pero ellos volvieron a sumar más de 20, concretamente 22, para dejar el marcador final de 88 – 59.
Muy buen partido por Totana, gran acierto desde 6,25, buen rebote, juego en transición, estático, …… TODO. Victoria muy merecida y trabajada. Hasta la fecha es el rival más completo y duro al que me he enfrentado este año, y sin lugar a dudas (para mí) el favorito para el primer puesto del grupo. Es más me atrevería a decir que dudo mucho que vayan a llegar a las 4 derrotas y creo que en su campo no van a perder ninguno.
Nuestro juego se basa, por ahora, en una defensa fuerte y transiciones rápidas. Si cuentas con pocos efectivos la intensidad defensiva se diluye, bien por cansancio o por acumulación de faltas. Además siempre hay que añadir que algún jugador no va a estar al 100%. A todos estos ingredientes hay que sumar el acierto que tuvieron los totaneros desde la línea de 3 y la superioridad física interior, supongo que producto de que nuestra defensa no estaba al tope porque era imposible. Al final el resultado lo dice todo, -29, resultado justo y además se vio en el campo la diferencia que había en ese momento entre los dos equipos. Por ahora las victorias que obtuvimos contra Duna y Alhama nos hacen mantener intacto el sueño de alcanzar los play-off, aunque la liga se está poniendo caliente, caliente.



A seguir trabajando que viene Pulpí con ganas de arrancar una victoria de nuestra casa.






- Os recuerdo que podéis escribir vuestros comentarios en FACEBOOK http://on.fb.me/Tii2e7 y twitter @ANTITOSTONBALL